Humedad en paredes

Todas las edificaciones residenciales y comerciales están expuestas a diversos factores naturales y ambientales que pueden causarles daños muy graves, por esta razón lo más recomendable es aplicar ciertas barreras de protección a los materiales antes de construir el inmueble, así como también realizar un mantenimiento constante, para evitar situaciones desagradables como la humedad en paredes.

Sin duda la humedad puede llegar a ser un verdadero dolor de cabeza para los dueños de las viviendas que tienen problemas de este tipo, ya que si no son reparados a tiempo las consecuencias serán irreversibles, uno de los elementos de las edificaciones que más puede verse afectado por la humedad son las paredes.

humedad por capilaridad en paredes

Las paredes de los edificios no solamente sirven para dividir los diferentes espacios sino que también son parte fundamental de su estructura, por esta razón mantener los muros de las edificaciones en buen estado es necesario para evitar la aparición de los problemas causados por la humedad los cuales pueden ocasionar una amplia variedad de daños.

A pesar de que la mayoría de las consecuencias de la acumulación de líquidos son meramente estético, si los niveles de humedad aumentan en gran medida y el problema se prolonga por mucho tiempo las bases de la estructura pueden debilitarse, lo que convierte a la edificación en un peligro latente para las personas que utilizan dicho espacio.

Cabe destacar que todas las viviendas y locales poseen un nivel promedio de humedad el cual no afecta ninguno de sus elementos, no obstante cuando estos niveles son sobrepasados comienza el deterioro, por esta razón cualquier pared puede absorber y retener agua o vapor de agua sin importar en qué área de la edificación se encuentre.

No obstante las paredes de las áreas que están en contacto directo con el suelo como es el caso de los sótanos, los garajes y las plantas bajas suelen ser más susceptibles a los problemas de humedad por su ubicación, esto ocurre porque generalmente los terrenos tienen agua acumulada la cual penetra a través de las superficies porosas de los materiales de construcción.

Los muros de las viviendas y locales no solamente pueden absorber la humedad presente en el exterior desde la parte inferior de su estructura, ya que es muy común que las paredes posean filtraciones laterales, este tipo de inconvenientes puede ocurrir por diferentes causas entre las más comunes están las lluvias excesivas y las inundaciones.

Tipos de humedad

Las paredes y los muros de las edificaciones pueden verse afectados por diferentes tipos de humedad, cabe destacar que determinar el tipo específico de humedad que afecta la propiedad es fundamental para poder solucionar el problema de forma eficiente, ya que si no se elimina la causa principal de la humedad las paredes seguirán reteniendo líquido y deteriorándose.

Humedad por capilaridad

Uno de los problemas más comunes para los inmuebles es causado por la humedad por capilaridad, esto ocurre cuando el agua o el vapor de agua es absorbido directamente desde la parte inferior del inmueble por los materiales de construcción a través de las porosidades de las superficies, viéndose afectadas en mayor medida las áreas más bajas de las edificaciones.

humedad por capilaridad en edificios

Como la mayoría de materiales de construcción tienen la capacidad de absorber agua y retenerla en su interior, las viviendas y locales que se encuentran ubicadas en regiones muy frías y lluviosas son propensas a este tipo de problemas, afortunadamente existen múltiples tratamientos de impermeabilización que las personas pueden realizar para proteger sus propiedades.

Humedad por condensación

A diferencia de la humedad por capilaridad, la humedad por condensación ocurre cuando el agua presente en el ambiente se evapora y el vapor de agua ingresa al interior de las paredes o se adhiere a sus superficies, convirtiéndose en agua inmediatamente se enfrían, este tipo de problemas es muy normal en lugares donde la temperatura interna es superior a la externa.

humedad por condensación en ventanas

Por este motivo este tipo de humedad se hace presente en mayor medida durante las épocas de invierno, entre sus principales consecuencias se encuentra la aparición de manchas de humedad, la presencia de moho y hongos y el empañamiento constante de los cristales y los vidrios, este tipo de humedad también suele ser la causa de múltiples alergias y otras afecciones respiratorias.

Humedad por filtraciones

Al igual que la humedad por capilaridad los problemas de filtraciones ocurren cuando los materiales absorben el líquido presente en el exterior de la pared, no obstante en este caso el agua penetra de forma lateral, los problemas de filtración también pueden ser ocasionados por tuberías en mal estado las cuales tienen fugas o goteos constantes.

humedad por filtración en fachadas

Este tipo de problemas son especialmente habituales en edificaciones de grandes medidas como es el caso de las residencias, los centros comerciales o los edificios, una de las formas más efectivas para poder detectar el origen de los problemas de filtración es fijarse en la altura de las manchas de humedad que aparecen en las paredes.

¿Cómo evitar la aparición de los problemas de humedad?

Es importante mencionar que no importa los materiales con los que sea construido un edificio o el lugar donde se encuentre, ya que siempre estará propenso a los problemas ocasionados por la humedad y sus numerosas consecuencias, afortunadamente existen múltiples métodos para evitar la aparición de esta clase de inconvenientes.

Uno de los métodos más efectivos para mantener controlados los niveles de humedad de los diferentes espacios de las viviendas y locales es realizar una impermeabilización durante su construcción, para llevar a cabo esta tarea se aplican múltiples productos como el manto o las pinturas de exteriores las cuales son un aislante bastante eficaz.

Otra forma comprobada de mantener los niveles de humedad bajo control y reducir las posibilidades de que las paredes retengan cantidades excesivas de líquido es instalando un sistema de ventilación efectivo, esto se debe a que las actividades humanas y el aire caliente producen mucha humedad por lo que la circulación de aire es fundamental.

Aunque muchas personas afirman lo contrario el aire caliente es una de las principales causas del aumento de la humedad ya que este se convierte en agua automáticamente se enfría, por este motivo mantener una temperatura interna entre los 19 y 20 grados centígrados es una forma muy eficiente de mantener niveles de humedad aceptables en los espacios.

Muchas de las actividades realizadas periódicamente por las personas dentro de sus viviendas como es el caso de cocinar, bañarse o respirar también son la causa de muchos problemas de humedad, no obstante todos estos se pueden evitar si se cuenta con una ventilación adecuada, por lo que se recomienda mantener las puertas y las ventanas de las habitaciones abiertas.

Secar la ropa es la tarea que más genera humedad en espacios cerrados, esto se debe a que el vapor de agua que es desprendido por las prendas de vestir se adhiere a todas las superficies convirtiéndose en agua inmediatamente se enfríe, es por esta razón que se recomienda llevar a cabo esta actividad en espacios abiertos los cuales son muy ventilados.

Por otro lado existen múltiples artefactos y dispositivos que ayudan a eliminar la humedad que es producida por las múltiples actividades realizadas por las personas, algunos de los más empleados son las campanas de cocina las cuales también son ideales para eliminar la grasa y otras impurezas presentes en el aire, los extractores de aire y los purificadores de aire.

Problemas de la humedad en paredes

Los problemas ocasionados por la humedad en paredes pueden ser muy variados y pueden acarrear diferentes riesgos según el tiempo que llevan afectando al inmueble, o el área específica donde se encuentran ubicados, uno de los principales inconvenientes de esta clase de humedad es que es prácticamente indetectable en sus primeras fases.

Las consecuencias más notables de la humedad en paredes están relacionadas a la estética de los espacios, ya que es desagradable ver una habitación o una fachada llena de manchas de humedad o desconchones de pintura, no obstante esta clase de inconvenientes es fácil de resolver en comparación con otros problemas de humedad.

La primera señal que se debe tomar en cuenta para determinar si se trata con un problema de humedad son los desconchones y los levantamientos en la pintura o el revestimiento de las paredes, el olor humedad también es una característica típica de los ambientes que tienen grandes niveles de agua acumulada.

Pero la edificación no es la única que se puede ver afectada cuando los niveles de humedad aumentan estrepitosamente, ya que los ambientes húmedos también son la causa de múltiples afecciones respiratorias como la rinitis y el asma, por lo que son espacios poco favorables para los niños y los adultos mayores.

Además de causar múltiples afecciones respiratorias los espacios húmedos también son el lugar ideal para el desarrollo de múltiples agentes patógenos como los ácaros, los hongos y una increíble cantidad de bacterias que pueden causar múltiples daños a la salud de las personas que habitan en estos lugares.

Las mujeres embarazadas deben tener mucho cuidado con este tipo de espacios, ya que el periodo de gestación es uno de los más susceptibles ante los factores exteriores, por lo que los lugares con altos índices de humedad resultan sumamente peligrosos tanto para las premamás, como para los recién nacidos durante sus primeros meses de vida.

Cómo solucionar los problemas de humedad en paredes

A pesar que la principal preocupación de las personas sea el deterioro de la apariencia de sus propiedades, los verdaderos inconvenientes de la acumulación de líquidos en paredes son los que se hacen presentes luego de un tiempo, como es el caso de la degeneración de las bases estructurales de las edificaciones y la aparición de agentes patógenos nocivos.

tratamiento de humedad por capilaridad

Afortunadamente existen múltiples soluciones para acabar con los problemas de humedad en paredes de forma definitiva y evitar todas sus consecuencias antes de que se hagan presentes, cabe destacar que las soluciones pueden variar dependiendo del tipo de humedad que afecte la propiedad, estas son algunas de las soluciones más recomendables.

Cómo acabar con la humedad por condensación

La humedad por condensación suele hacerse presente en mayor medida durante el invierno en áreas como los cuartos de baño o la cocina, ya que son algunos de los espacios más calientes en comparación con la temperatura exterior, aunque este tipo de humedad es uno de los más comunes es una de las situaciones más sencillas de soluciones.

Una de las señales más efectivas para reconocer esta clase de humedad son las gotas de agua que aparecen en las ventanas, paredes y otras superficies, a su vez estas gotas vienen acompañadas de un olor fuerte y desagradable, pero esto no es todo ya que la aparición de moho también es una señal bastante común en este caso.

Una de las soluciones más sencillas y recomendables para deshacerse de este tipo de humedad es ventilar de forma periódica todas las áreas de las viviendas para que el aire circule y el aire caliente pueda dispersarse a los alrededores en vez de quedarse acumulado en las superficies para convertirse en agua posteriormente.

Cómo acabar con la humedad por capilaridad

Ya que este tipo de humedad se hace presente cuando los materiales de las edificaciones absorben el agua presente en el terreno directamente desde sus cimientos, los problemas de humedad por capilaridad son los que más debilitan las bases estructurales de las construcciones, lo que hace que sean sumamente peligrosos.

La forma más sencilla de reconocer se posee un problema de este tipo es fijarse si las paredes cuentan con manchas uniformes que se encuentran hasta unos 80 centímetros de altura, una de las soluciones más recomendables para solucionar los problemas de humedad por capilaridad son los tratamientos de inyecciones químicas y los tratamientos de electroósmosis.

Cómo acabar con la humedad por filtración

La principal causa de este tipo de humedad son las tuberías defectuosas las cuales presentan fugas constantes de agua, las cuales penetran a través de las porosidades de las paredes, entre las principales características de los problemas de filtración de líquidos se encuentran la descamación y los desconchones de la pintura.

Una de las formas más eficaces de prevenir este tipo de problemas es verificando que la edificación cuente con todos los requerimientos necesarios al momento de llevar a cabo la instalación de tuberías y cañerías, al mismo tiempo se debe realizar un mantenimiento de forma periódica para evitar su deterioro.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar