Humedad en hormigon

En esta ocasión vamos a tratar la humedad en el hormigón o concreto, el hormigón es uno de los materiales de construcción más utilizados en todo el planeta gracias a su durabilidad y extraordinaria resistencia, no obstante el hormigón también se caracteriza gracias a la gran porosidad de sus superficies las cuales son capaces de absorber grandes niveles de humedad en tiempo muy cortos.

Los daños que pueden causar el exceso de humedad y la retención de líquidos en las estructuras de este material son muy variados, en sus primeras fases la humedad genera inconvenientes meramente estéticos, algunos de estos son la aparición de manchas y de hongos en las superficies, así como también un olor desagradable e intenso.

Sin embargo si los niveles de humedad se dejan aumentar demasiado, las bases estructurales de los edificios comenzarán a desgastar por la acción del agua, lo que hace que el deterioro sea notablemente más acelerado, este tipo de problemas hacen que las edificaciones se vuelvan menos resistentes convirtiéndose en un verdadero peligro para las personas.

Pero la humedad en hormigón no solamente supone un inconveniente para el aspecto y la estructura de las edificaciones, ya que también puede perjudicar la salud de las personas causando todo tipo de alergias y afecciones respiratorias, por esta razón los espacios húmedos son poco recomendables para los niños y los adultos mayores.

Carbonatación

Una de las consecuencias más negativas de la humedad en hormigón es la carbonatación, este proceso químico hace que algunos componentes presentes en el hormigón se conviertan en carbonato, lo que hace que estos pierdan sus propiedades de resistencia y durabilidad, es importante mencionar que entre más tiempo transcurra la carbonatación será mayor.

El proceso de carbonatación influye directamente en el nivel de basicidad del hormigón el cual cuenta con un pH de 12 aproximadamente, este ocurre principalmente cuando el dióxido de carbono entra en contacto con el agua haciendo que el hidrato de calcio presente en las estructuras de hormigón se convierta en carbonato.

Cabe destacar que los problemas de carbonatación pueden ser ocasionados por cualquier tipo de humedad como la humedad por capilaridad, la humedad por filtraciones o por condensación, además puede afectar a cualquier propiedad sin importar donde se encuentre ya que el hormigón comienza a absorber mucho líquido con el paso de los años.

¿Cómo solucionar la carbonatación del hormigon?

La alternativa más recomendable cuando se trate con un problema de humedad es solventarlo de inmediato y acabar con la raíz del problema, ya que de lo contrario será imposible deshacerse de todos los efectos causados por este fenómeno natural, por otro lado la humedad es uno de los principales agentes contaminantes del aire.

El único método efectivo para acabar con el problema de carbonatación es deshacerse de los excesos de humedad presentes en el aire y las superficies de los espacios, ya que al acabar con los problemas de humedad el efecto de carbonatación se neutralizará, sin embargo estos deben de ser tratados a tiempo para evitar que causen graves daños.

Es importante mencionar que la humedad no solamente es capaz de desgastar las superficies de hormigón, ya que esta también influye de forma negativa en los materiales metálicos las cuales poseen un pH específico de 9, los excesos de humedad en las vigas y demás materiales no solamente son capaces de oxidar su superficie.

Esto se debe a que si el problema continúa avanzando será cuestión de tiempo para que comience a generarse un proceso de corrosión muy acelerado, en el caso de las vigas de acero y materiales similares la carbonatación también pueden causar que las superficies metálicas pierdan su agarre lo que hace que tengan que esperar un mayor paso.

Saturación del hormigón

En caso de que el problema de humedad se muy intenso, entonces las superficies de hormigón o concreto comenzarán a saturarse con líquidos, lo que hace que su volumen interno aumente considerablemente, este tipo de problemas puede ser la causa de la aparición de una gran cantidad de grietas, las cuales permiten una mayor entrada de líquido.

Por esta razón la mejor alternativa para prevenir la humedad en hormigón es evitar que la superficie de concreto entre en contacto con la humedad del ambiente, así que la solución más recomendable es eliminar todos los agentes causantes de esta clase de inconvenientes, por lo que se debe eliminar los excesos de humedad presentes en el ambiente.

En caso de que la edificación cuente con una edad aproximada de 60 años entonces es posible que sea más susceptible a los efectos de la humedad, esto se debe al concreto utilizado en esa época como el cemento aluminoso, este cemento a pesar de ser muy recomendable, cuando entra en contacto con la humedad genera un proceso de cristalización

Los procesos de cristalización de este tipo de compuestos pueden afectar en tiempos muy cortos a las bases estructurales de la vivienda, cabe destacar que uno de los factores más desagradables de la cristalización es que hace que el cemento se degrade haciendo que este pierda su gran capacidad de resistencia en muy poco tiempo.

Si la degradación aumenta descontroladamente la estructura se debilitará y se contaminará lo que hará que las edificaciones colapsen por completo, al verse vulnerada la integridad estructural del edificio, en caso de que el problema de humedad sea muy avanzado los propietarios de las viviendas y locales deben derribar sus inmuebles para construirlos nuevamente.

Deshacerse de la humedad es la única forma eficaz de mantener a salvo las estructuras de hormigón, cabe destacar que según el tipo de humedad y la gravedad de los daños causados por este fenómeno natural se deben aplicar diferentes métodos para tratar de acabar con los excesos de agua y vapor de agua acumulados en el interior de los materiales de construcción.

Eliminar el salitre

Cuando las edificaciones comienzas a absorber agua no solamente retienen oxígeno y dióxido de carbono ya que las sales minerales presentes en el agua también entran a través de las porosidades de las estructuras de hormigón, el salitre no solamente aumenta el deterioro de las superficies, sino que también puede causar numerosos inconvenientes.

Uno de los principales problemas del salitre son las manchas de salitre, las cuales a diferencia de las manchas de humedad tienen un color claro, estas además vienen acompañadas con un polvo blanco y fino el cual es expulsado por las porosidades de la pared, el cual puede ser muy perjudicial para la salud.

El tipo de humedad que suele causar mayores niveles de salitre es la humedad por capilaridad, ya que en este caso los líquidos son absorbidos directamente del suelo por lo que poseen mayor cantidad de componentes y compuestos químicos, por esta razón los niveles inferiores de las casas son los más afectados con este tipo de problemas.

La salitre no solamente es capaz de afectar las superficies de hormigón, esto se debe a que también puede influir de forma negativa en las superficies metálicas acelerando el proceso de oxidación y de corrosión, lo que hace que estos tengan un aspectos desagradable y se debiliten en muy poco tiempo.

Por su parte la humedad por condensación y la humedad por filtraciones también pueden hacer que las superficies de hormigón absorban cantidades importantes de sales minerales, afortunadamente existe una gran cantidad de métodos para poder deshacerse de este molesto problema, la mayoría son muy eficaces.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar