Cómo quitar el olor a humedad

A continuación te enseñamos cómo quitar la humedad, y es que la mayoría de objetos poseen superficies porosas las cuales tienen la capacidad de absorber y retener agua y vapor de agua en su interior, esta cualidad es conocida como humedad, cabe destacar que este fenómeno natural también puede ser la causa de múltiples problemas para las personas trayendo consigo una amplia variedad de consecuencias negativas.

Uno de los problemas más molestos y habituales de la humedad es su desagradable e intenso olor, el cual además puede impregnarse en una gran cantidad de superficies como las paredes, las telas, la ropa, los muebles y el papel, lo que hace que los espacios cerrados adquieran este peculiar aroma en muy poco tiempo.

Además de ser un aroma molesto, el olor a humedad en casa también puede ser la causa de alergias y otras afecciones respiratorias, por esta razón los espacios con altos índices de humedad son poco propicios para las personas que sufren de asma, los adultos mayores y los niños pequeño, por lo que lo más recomendable es eliminar el olor a humedad de inmediato.

Afortunadamente existe una amplia variedad de métodos para poder deshacerse de molesto olor, sin embargo estos pueden variar notablemente dependiendo del material o superficie afectada, es importante mencionar que para eliminar por completo el olor de humedad de las habitaciones o inmuebles se debe acabar con el problema de raíz.

Cómo quitar el olor a humedad de la ropa

Las prendas de vestir son uno de los elementos que más suele adquirir olor a humedad en todas partes del mundo, existen dos razones diferentes por las cuales la ropa pueden impregnarse de ese desagradable aroma, la primera ocurre cuando es guardada en armarios o closets sin que se seque de forma correcta.

Otra de los causantes de que la ropa empiece a oler a humedad es porque esta es guardada en espacios cerrados los cuales poseen niveles de humedad muy grandes, este problema ocurre generalmente en lugares muy fríos por efecto de la condensación, no obstante los otros tipos de humedad también pueden afectar las prendas de vestir.

Si se desea prevenir el olor a humedad el único método totalmente eficaz es esperar que esta se seque por completo antes de guardarla, también es importan no almacenarla en lugares totalmente herméticos, ya que por lo general tienden a acumular grandes niveles de humedad, por esta razón se recomienda ventilar los closets y armarios periódicamente.

También es posible evitar que la ropa adquiera este molesto olor si se mantiene un nivel de humedad moderado en el lugar donde se guarda, por lo que se recomienda poner recipientes con bicarbonato de sodio o café dentro del closet, ya que ambos productos tienen la capacidad de absorber la humedad presente en el aire, impidiendo que el mal olor se acumule.

En caso de que la ropa haya adquirido un olor muy intenso entonces la única opción es volverla a lavar empleando abundante agua y jabón para deshacerse del olor y luego dejar que se seque correctamente, es importante mantener las prendas de vestir alejadas de la humedad porque la tela puede convertirse en un lugar ideal para múltiples especies de hongos.

Cómo quitar el olor a humedad de las toallas

Sin duda las toallas son unos de los objetos de tela que absorben más humedad en los hogares, esto se debe a que las personas las utilizan para secar sus cuerpos luego de realizar múltiples actividades relacionadas con la limpieza corporal, por lo que son muy propensas a impregnarse con el olor característico de la humedad y sufrir varias de sus consecuencias negativas.

La principal razón por la cual las toallas adquieren este desagradable olor es porque las personas no dejan que se sequen bien, sino todo lo contrario, por lo que suelen adquirir niveles de humedad cada vez más alto, lo peor de todo es que las personas siguen utilizándolas lo que hace que su piel y su ropa se impregne de este aroma.

Para evitar que las toallas adquieran un mal olor, estas deben secarse cada vez que se utilice de forma inmediata, lo más recomendable es colgarlas de forma extendida para que pueda ventilarse en un sitio con una gran entrada de aire y de luz y no volver a utilizar la toalla hasta que esta esté totalmente seca.

Por otro lado es importante no secar las toallas encima de muebles, puertas y demás objetos de madera, ya que por lo general este tipo de superficies pueden absorber y acumular grandes cantidades de líquido en muy poco tiempo, haciendo que lo objetos también adquieran este mal olor en muy poco tiempo.

Cabe destacar que las toallas empiezan a oler a humedad de forma natural después de un tiempo por lo que lo más recomendable es lavarlas y cambiarlas periódicamente, por otro lado es importante enjuagar correctamente este tipo de objetos ya que la tela con la que son fabricadas suele ser muy gruesa.

Cómo quitar el olor a humedad de la lavadora

No solamente la tela y demás objetos de tela pueden verse afectados por el olor a humedad, ya que algunos electrodoméstico también tienden a sufrir este tipo de inconvenientes, especialmente las lavadoras ya que estas funcionan con agua y suelen ser instaladas en lugares cerradas con poca circulación de aire y entradas de luz.

Una de las principales desventajas del olor a humedad en lavadoras es que a la larga este también suele impregnar el espacio donde se encuentra el dispositivo, así como también todas las prendas de vestir que se introduzcan en ellas, por esta razón se debe evitar que las lavadoras adquieran este molesto aroma.

La forma más eficaz de lograr que las lavadoras se mantengan libres del olor a humedad es instalándolas en un espacio abierto o con una ventilación adecuada, esto se debe a que este electrodoméstico puede generar una gran cantidad de vapor de agua, al mismo tiempo es importante contar con un buen sistema de drenaje para evitar que el agua se estanque.

Otra forma de evitar que la lavadora empiece a oler a humedad es sacar la ropa inmediatamente esta termine de realizar su trabajo para secarla, ya que cuando la ropa mojada permanece mucho tiempo dentro de la lavadora, esta comienza a adquirir grandes niveles de humedad en su interior lo que puede causar graves complicaciones.

Cómo quitar el olor a humedad presente de los cajones

Las superficies y objetos de madera también suelen adquirir altos niveles de humedad si no cuentan con un tratamiento adecuado, especialmente cuando estas se utilizan para el almacenamiento de objetos y productos, por este motivo los cajones pueden impregnarse del olor de la humedad si no se toman las medidas pertinentes.

Sin duda la forma más eficaz para impedir que los cajones se impregnen con el hedor de la humedad es evitar meter objetos mojados en su interior, a su vez es importante realizar un mantenimiento cada cierto tiempo y dejar que se ventilen para ayudar a que la humedad presente en su interior sea liberada al exterior.

También se puede evitar que los cajones adquieran este molesto olor si se mantienen alejados unos pocos centímetros de las paredes de las habitaciones, para evitar que el agua o el vapor de agua presentes en los muros penetren a través de las porosidades de la madera y produzcan el desagradable hedor.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar