Humedad por capilaridad

La humedad es un fenómeno natural el cual consiste en la acumulación de agua o vapor de agua en el interior o la superficie de cualquier cuerpo u objeto, este fenómeno también se ha convertido en la causa de múltiples problemas para el desarrollo de múltiples actividades cotidiana del ser humano desde hace mucho tiempo.

Existen diferentes tipos de humedad, no obstante, uno de los más comunes es la humedad por capilaridad, la cual ocurre cuando el agua y los demás minerales que se encuentran en el subsuelo comienzan a ascender y son absorbidos a través de los poros de los materiales con los que están construidas las bases de las edificaciones.

Este tipo de humedad suele ocurrir con mayor frecuencia en viviendas y locales que son construidos en terrenos con alto niveles de humedad, ya que el exceso de agua comienza a acumularse en la base, por otro lado el agua acumulada se evapora por los materiales que tienen una mayor transpiración.

Por este motivo los materiales comienzan a absorber cada vez más humedad lo que hace que las paredes, los muros y demás superficies de la construcción comiencen a acumular grandes niveles de humedad en peridos de tiempo muy cortos, cabe destacar que este fenómeno puede causar graves daños a la apariencia y a la estructura de cualquier edificación si no se trata de forma inmediata.

¿Cómo se manifiesta la humedad por capilaridad?

Generalmente cuando las viviendas o locales tienen problemas de humedad por capilaridad, comienzan a aparecer manchas oscuras en los muros y paredes más afectados, por otro lado los rodapiés y las cenefas también se pueden ver afectados por la humedad lo que hace que se dañen o simplemente se despeguen de la pared.

humedad por capilaridad en paredes

Al mismo tiempo este fenómeno natural también provoca que los niveles de humedad en el aire aumenten considerablemente, otra consecuencia muy usual de este tipo de humedad son los abombamientos que aparecen en la pintura de los sótanos y los pisos más bajos de la casa ya que el agua es absorbida directamente desde el subsuelo.

Es importante mencionar que la humedad por capilaridad es capaz de afectar a toda clase de construcciones y edificios, sin importar cuales sean sus medidas o la antigüedad que este posea debido a que si no son construidos con las técnicas especializadas y no se utilizan los materiales adecuados las están propensos a esta clase de problemas.

Principales causas de la humedad por capilaridad

La principal razón de la aparición de este tipo de humedad en las viviendas y locales comerciales es que estos se encuentran constantemente en contacto con la tierra, lo que hace que en época de lluvias el terreno comience a acumular mucha agua hasta que se satura y el agua comienza a subir por el piso y las paredes de las propiedades.

Otra razón bastante común por la cual las construcciones comienzan a absorber la humedad es por la presencia de agua subterráneas, ya que estas comienzan a filtrarse por los poros de la tierra y luego se evaporan por efecto del calor, lo que hace que asciendas en forma de vapor de agua y se acumulen rápidamente en las superficies más porosas.

Aunque la mayoría de edificaciones comerciales y residenciales se encuentran construidas directamente encima de la tierra estas cuentan con múltiples aislantes los cuales mantienen los materiales libres de humedad, lamentablemente en algunas ocasiones estas protecciones no funcionen de forma adecuada permitiendo que el agua se filtre.

Un problema leve en sus inicios que avanza rápidamente

La humedad por capilaridad es un problema que parece poco importante en un principio ya que suele aparecer como simples manchas en las paredes de las propiedades, no obstante este puede convertirse rápidamente en un dolor de cabeza por las sales minerales presentes en el aguas, las cuales comienzan a dañar rápidamente los diferentes materiales.

Al mismo tiempo las paredes afectadas comienzan a humedecerse hasta saturarse, esta situación puede traer múltiples consecuencias desfavorables, algunas de estas es la deformación de las paredes y el mal olor que estas desprenden, por otro lado el exceso de humedad también puede afectar notablemente la estructura del edificio.

La altura alcanzada por la humedad puede variar en gran medida según múltiples factores, como es el caso de la porosidad de los materiales empleados para construir las paredes de la propiedad y el nivel de evaporación al cual esté sometida. Entre más pequeños sean los poros de las paredes, mayor será la ascensión de humedad.

Lamentablemente el agua no es lo único que sube a través de las paredes de la construcción, ya que las sales minerales que esta contiene también ascienden, las sales minerales suelen almacenarse en las paredes de las propiedades, entre sus principales efectos se encuentran las líneas de sal.

humedad por capilaridad en edificios

Otro efecto negativo de las sales minerales es que luego de un tiempo se empiezan a cristalizar en el interior de las paredes, lo que hace que sean muy difíciles de eliminar ya que hay que deshacerse del agua primero, este tipo de problemas puede presentarse en toda clase de materiales como la piedra, mármol, granito o ladrillo.

Los problemas causados por las sales minerales presentes en el agua del subsuelo deben ser tratados lo más rápido posible, ya que de lo contrario estos pueden seguir ascendiendo hasta una altura aproximada de un metro y medio, haciendo que las paredes de los primeros pisos se deterioren rápidamente.

Pero la humedad y las sales minerales acumuladas en las paredes de las viviendas y locales comerciales no solamente son capaces de causar daños físicos en los edificios, esto se debe a que son un medio ideal para el desarrollo de múltiples hongos y microorganismos dañinos para la salud, por lo que también significan un riesgo para la personas.

Al momento de tratar con un problema de humedad por capilaridad la alternativa más recomendable para las personas es contratar los servicios de una empresa especializada, ya que estas pueden determinar rápidamente cuál es el nivel de acumulación de agua de la propiedad para hallar una solución definitiva al problema.

Efectos de la humedad por capilaridad

Algunas de las consecuencias más comunes causadas por este tipo de humedad son los desconchones en las paredes, estos aparecen porque las paredes se saturan de agua y sales minerales, lo que hace que estas comiencen a drenar el líquido a través de sus poros lo que hace que la pintura se levante y las caiga a pedazos.

Al mismo tiempo los inmuebles afectados por esta clase de problema suelen tener un olor fuerte y desagradable el cual es característico de la humedad y puede causar alergias y complicaciones respiratorias en las personas, especialmente en niños y ancianos esta consecuencia suele ser más grave en localidades con un clima frío y húmedo.

Además de las alergias algunos de los problemas respiratorios asociados a la acumulación de humedad en los espacios de uso cotidiano son la aparición de fuertes estados gripales, por otro lado las personas pueden desarrollar fuertes infecciones pulmonares debido a los diferentes compuestos presentes en el aire.

humedad por capilaridad en el parquet

La erosión y el deterioro acelerado de las superficies de las paredes y muros afectados por la humedad también son un problema común, esta clase de consecuencia no es causada por el agua absorbida, sino más bien por las sales minerales que se acumulan en el interior de las paredes la cuales además pueden deteriorar las estructuras en muy poco tiempo.

Por su parte la propiedad no es lo único que se ve afectado por esta clase problemas, ya que los muebles que se encuentran dentro de la vivienda o local también pueden sufrir graves daños, al sufrir el deterioro de sus superficies lo que causa que estos además adquieran un olor desagradable y pierdan su dureza.

¿Cómo solucionar los problemas causados por la humedad por capilaridad?

A pesar de que el agua acumulada en las zonas afectadas puede evaporarse por acción del calor la humedad que se acumula en las paredes, solamente puede ser eliminada a través de un tratamiento especial, de lo contrario el agua seguirá subiendo por las paredes de la edificación, haciendo que los daños comiencen a ser cada vez más evidentes.

En este caso la mejor solución es contratar a un especialista para que aplique un tratamiento adecuado para que las paredes y demás superficies liberen su humedad, pero esta alternativa no solamente es ideal para detener los efectos de la humedad, sino que también evita que las superficies vuelvan a absorber humedad con el paso de los años.

Cabe destacar que las compañías que se especializan en tratar y eliminar problemas de filtración y humedad cuentan con diferentes técnicas específicas para poder liberar la humedad, por esta razón antes de aplicar cualquier método los expertos realizan algunos diagnósticos para determinar los niveles de humedad presentes en las paredes de la propiedad.

¿Cómo tratar con paredes desconchadas?

Como se mencionó anteriormente las paredes desconchadas son unos de los problemas más habituales de la humedad por capilaridad, además de hacer que los espacios externos e internos de las edificaciones tengan una apariencia poco estética este problema también puede causar graves consecuencias en la salud de la personas.

Según el grado de humedad que posean los muros de una propiedad pueden aparecer dos tipos de desconchones, uno de ellos son los profundos los cuales dejan ver la parte interior de las paredes, por otro lado también se encuentran los desconchones superficiales los cuales se ven como pequeñas grietas e imperfecciones en la superficie de los muros.

Cabe destacar que generalmente los desconchones suelen aparecer a una altura de entre 20 y 50 cm del piso, no obstante estos pueden ascender varios metros dependiendo de la cantidad de líquido que se encuentre acumulado en el interior de las paredes, por lo que este tipo de grietas también sirven como un indicativo.

Al momento de solucionar un problema de paredes desconchadas el primer paso es identificar cual es la principal fuente de humedad, es importante saber que en ocasiones este problema no es causado solamente por la humedad por capilaridad ya que las goteras, las tuberías defectuosas y con fugas de agua también pueden causar problemas similares.

Luego de determinar cuál es la fuente de humedad el siguiente paso es eliminar el agua acumulada en el interior de las paredes, cuando estas se encuentren totalmente secas se debe agregar un producto aislante el cual impermeabilizará las superficies de los materiales evitando que el agua entre de nuevo por los poros.

¿Cómo eliminar el olor a humedad?

Aunque cada casa cuenta con un olor particular, la mayoría de las personas se esfuerza porque su hogar tenga un olor agradable el cual mejore sus condiciones de habitabilidad, sin embargo llevar a cabo esta tarea es imposible cuando una propiedad tiene problemas de humedad ya que esta desprende un olor característico el cual es bastante penetrante.

Cuando los espacios comienzan a impregnarse de un olor a humedad, esto significa que existen grandes porcentajes de humedad en el aire, este es poco conveniente para las personas ya que es la causa de múltiples afecciones respiratorias, además de estimular el crecimiento de microorganismos patógenos como hongos y bacterias.

moho causado por humedad por capilaridad

Si realmente se desea eliminar el olor a humedad de una propiedad entonces la solución más efectiva es eliminar directamente la causa de este problema, ya que de lo contrario será imposible deshacerse del mal olor, también es importante saber que este tipo de olores suele desaparecer durante las épocas más calurosas del año, sin embargo no significa que la humedad se haya ido.

En la actualidad existe una amplia gama de productos que sirven para eliminar los malos olores producidos por la humedad, no obstante estos son poco recomendables porque solamente son fragancias que ayudan a disimular el olor, no obstante no representan una solución real ya que la humedad continuará acumulándose.

Tratamiento de humedad por capilaridad

Existen diversos métodos que pueden ser de gran utilidad para eliminar la humedad por capilaridad, sin embargo el paso más importante para solucionar este problema consiste en la identificación del grado de humedad para poder determinar cuál es el tratamiento adecuado, por lo que se deben tomar múltiples aspectos en cuenta.

En la mayoría de los casos el tratamiento que se aplica a las propiedades en meramente estético, no obstante las viviendas y locales vuelven a verse afectadas por este tipo de problemas al poco tiempo, ya que esta clase de tratamientos no sirven para eliminar el problema de raíz, por lo que las paredes y demás superficies se verán cada vez más afectadas por el agua acumulada.

tratamiento de humedad por capilaridad

Por otro lado este tipo de tratamientos tampoco evitan que el agua siga ascendiendo a través de las paredes, sino que simplemente ocultan el problema, lo que permite que los niveles de humedad sigan aumentando sin que las personas se percaten, así que terminan siendo una solución mucho más costosa a la larga.

Las personas deben tener como norma reparar cualquier problema de humedad inmediatamente después de identificarlo, ya que de esta manera pueden ahorrar mucho dinero al evitar que el agua siga acumulándose y causando más daños, de esta manera las personas también pueden evitar múltiples complicaciones que pueden aparecer con el tiempo.

¿Cuales son las fases de un tratamiento de humedad por capilaridad?

Por lo general el tratamiento para la humedad por capilaridad consiste en tres pasos fundamentales:

  • El primero consiste en aplicar una barrera química para impedir que la humedad siga ascendiendo hasta las paredes, esta es la forma más efectiva para sellar los vasos capilares de las bases de las edificaciones y al mismo tiempo detener el alcance de la humedad.
  • El segundo paso de este método consiste en descontaminar por completo el revestimiento y el interior de las paredes, en este paso se elimina toda la humedad presente en las paredes, saneando todas las superficies para hacer que éstas queden totalmente secas lo que ayudará a detener el deterioro de las paredes.
  • El último paso es la descontaminación, para ello es necesario agregar un nuevo revestimiento a las paredes, lo que minimiza los daños producidos por la humedad por capilaridad en la estructura, cabe destacar que antes de aplicar el producto la superficie debe de estar completamente seca o si no este se caerá al poco tiempo.

Sin lugar a dudas la mejor solución para eliminar todas las consecuencias de la humedad por capilaridad es utilizar los productos aislantes y el revestimiento adecuados para el tipo de suelo donde está construida la edificación, lamentablemente en la mayoría de los casos estos productos no se aplican de la manera correcta, por lo que el agua penetra en cuestión de tiempo.

Después de llevar a cabo todos los pasos anteriormente mencionados se procede a realizar la reparación de las paredes y las superficies para eliminar todos los rastros de humedad como es el caso de las manchas, las grietas y los abombamientos en la pintura, en este caso la mejor solución es lijar la pared y volverla a pintar.

¿Qué ocurre cuando los problemas de humedad no son tratados a tiempos?

Uno de los aspectos más desfavorables de la humedad por capilaridad es que si no se trata de inmediato el agua continuará ascendiendo a través de las paredes y erosionado su interior así como también las bases de la edificación lo que puede afectar gravemente la estructura de la edificación con el paso del tiempo.

Por esta razón la mejor alternativa es solucionar esta situación de una vez mejorando las condiciones y la vivienda o local, así como también la calidad de vida de las personas que utilizan dichos espacios, al impedir la proliferación de una inmensa variedad de agentes patógenos que pueden afectar la salud de las personas.

¿Existen soluciones definitivas para eliminar la humedad por capilaridad?

En la actualidad existen múltiples soluciones disponibles en el mercado, no obstante los métodos más recomendables son el tratamiento por inyecciones químicas y el tratamiento de electroósmosis, ambas parten del mismo concepto, hacer que el agua que está presente en las paredes sea repelida por la misma estructura.

Tratamiento por inyecciones químicas

Las paredes que no poseen tratamiento se caracterizan por tener superficies porosas las cuales absorben el agua presente en el terreno, este mismo efecto causa que el agua siga subiendo, sin embargo las paredes que reciben un tratamiento de inyecciones químicas generan el efecto contrario lo que hace que la pared pueda repeler el agua.

Este tratamiento consiste en aplicar por medio de inyecciones múltiples productos químicos en las paredes y muros afectados con el fin de generar una barrera impermeable que impide que el agua y las sales minerales entren a las paredes a través de sus poros y conductos capilares, cabe destacar que esta es una de las soluciones más efectivas de la actualidad.

Productos recomendados para impedir el paso de la humedad

Si se desea conseguir buenos resultados, el método más recomendable es inyectar de forma directa toda la superficie del muro una resina que puede impermeabilizarla, los producto mayormente empleados para esta tarea son compuestos con fórmulas especiales con gran presencia de polímeros de silanos y siloxanos, cuya principal cualidad es repeler el agua.

¿Cómo inyectar el producto a lo largo de todo el muro de forma correcta?

La mayoría de productos empleados para tratar la humedad por capilaridad son presentados como un líquido viscoso envasado como un cartucho, estos deben introducirse en una pistola especial, antes de aplicar la resina se deben realizar varias perforaciones a lo largo de toda la superficie del muro para poder ingresar la boquilla de la pistola de forma adecuada.

Se deben tener en cuenta ciertos aspectos al momento de aplicar las inyecciones, para comenzar cada una de las perforaciones deben de estar separadas a una distancia aproximada de 10cm, por otro lado las perforaciones deben tener un diámetro superior a los 12 mm, ya que de esta manera se garantiza que el líquido pueda penetrar a través de los capilares de la paredes.

Por otro lado las perforaciones deben de tener una profundidad similar a la del espesor de la pared ya que de esta forma se evita tener que hacer dos perforaciones desde diferentes ángulos, dependiendo de la longitud, espesor y altura de la pared se determina la cantidad de líquido adecuada para su impermeabilización.

Barreras verticales

El proceso anteriormente descrito genera una especie de barrera horizontal, lo que impide que el agua suba por los muros, en caso de querer impedir que el agua pase a una parte de la pared que se encuentra en la misma altura, entonces es posible realizar el mismo procedimiento pero de forma vertical.

En esta situación es importante no aplicar el tratamiento a alturas superiores al metro y medio de altura, además se debe determinar previamente el tipo de humedad que causa el problema, ya que si no se trata de un problema de humedad por capilaridad este método no será una solución eficaz.

Aunque el método por inyecciones químicas es uno de los más efectivos, también es una de las técnicas más costosa, por esta razón si se desea realizar este tipo de trabajo lo más recomendable es pedir el presupuesto de varias empresas para poder encontrar la alternativa más accesible ya que la mayoría de compañías tienen tarifas diferentes.

Sin embargo se debe tomar en cuenta la reputación de la empresa, ya que en ocasiones los servicios más económicos terminan siendo los más caros ya que terminan siendo un inconveniente al momento de solucionar el problema, lo que hace que las personas además necesiten de más tiempo para poder terminar con la humedad.

Tratamiento por electroósmosis

Otro tratamiento sumamente recomendable para acabar con los problemas ocasionados por la humedad por capilaridad es el tratamiento por electroósmosis, este proceso de anticapilaridad es bastante difícil de explicar, sin embargo este consiste en cambiar la carga eléctrica de las paredes de los muros para hacer que cualquier sustancia sea repelida por la fuerza electromagnética.

Como el agua presente en el subsuelo presenta grandes niveles de sales minerales esta siempre tiene una carga más o menos constante, lo que permite a las persona adecuar la carga electromagnética de las paredes para hacer que el líquido sea repelido, este proceso también evita que el agua acumulada continúe subiendo.

De esta manera como las paredes están protegidas por un campo eléctrico el cual posee el mismo tipo de carga que el agua los líquidos son repelidos y nunca entran en contacto con los muros de las edificaciones, este tratamiento no solamente destaca por ser muy eficaz, gracias a que también es uno de los más duraderos.

Electroósmosis activa

Para llevar a cabo este proceso es necesario instalar varios elementos que sirven para conducir corrientes eléctricas, estos dispositivos son conocidos como electrodos. Por un lado se introducen varios electrodos en la pared afectada, al igual que el procedimiento anteriormente explicado se deben realizar algunas perforaciones de forma previa antes de instalar dichos dispositivos.

Cuando los electrodos sean activados generarán una carga eléctrica específica para el muro, por el otro lado de la pared se deben colocar una serie de electrodos enterrados a una profundidad de un metro aproximadamente, estos servirán para darle al terreno la carga eléctrica apropiada para que el agua sea repelida.

Inmediatamente luego de instalar los electrodos en la pared y debajo de la tierra se procede a activarlos utilizando un dispositivo externo, este método permite que se cree una diferencia entre el potencial de las corrientes que circulan por la pared y las corrientes del suelo, esta diferencia de potencial es lo que impide que los líquidos presentes en el terreno toquen los muros.

Electroósmosis pasiva

Este procedimiento es muy similar al de la electroósmosis activa, sin embargo no requiere del uso de electrodos, sino que se coloca un dispositivo eléctrico en el interior del muro para tratar de crear un campo eléctrico, la función principal de dicho instrumento es generar ondas magnéticas que pueden desplazar la humedad del muro de regreso al subsuelo.

A pesar de que la electroósmosis activa y la electroósmosis pasiva son capaces de obtener resultados muy similares, los electrodos son capaces de causar cambios significativos en tiempos más cortos, lo que hace que este tipo de sistemas sea más utilizado por las personas, no obstante este tipo de material suele ser bastante costoso.

Desventajas del tratamiento por electroósmosis

La electroósmosis se ha dado a conocer como una de las técnicas más recomendables para tratar los problemas causados por la humedad por capilaridad gracias a los excelentes resultados comprobados, no obstante este método posee tres desventajas importantes en comparación con el método de inyecciones químicas, estas son algunas de sus aspectos desfavorables.

Exige estar conectado a una red eléctrica de forma constante

En caso de que la energía eléctrica falle a causa de un corte o cualquier falla, las paredes de la edificación estarán desprotegidas de forma inmediata y comenzarán a absorber rápidamente el agua acumulada en el subsuelo. Si bien es cierto que inmediatamente vuelva la energía eléctrica las paredes volverán a estar protegidas los daños podrían ser difíciles de revertir.

Tiene un gasto mensual elevado

Ya que los métodos de descapilaridad por electroósmosis representan un consumo de energía eléctrica constante, las tarifas por este servicio pueden aumentar considerablemente, especialmente si se trata de una propiedad con medidas muy amplias, lo que hace que sea un método poco accesible para la mayoría.

No ofrecen una protección garantizada contra toda clase de líquidos

Está comprobado científicamente que este método puede invertir la polaridad de las moléculas de agua, lo que le permite mantener alejada la mayoría de los líquidos presentes en el subsuelo, no obstante no se ha comprobado por completo si este método es efectivo con otros líquidos como las aguas fluviales o las aguas negras, así que no ofrecen una protección totalmente garantizada.

A pesar de que ambos métodos parezcan fáciles de aplicar la alternativa más recomendable es contratar los servicios de un especialista para reducir las posibilidades de cometer un error el cual haga más complicado y tedioso el proceso.

Por último es importante recordar que una vez se aplique el método por inyección o por electroósmosis se estará agregando una protección sumamente eficaz siempre y cuando se trate de un problema de humedad por capilaridad, ya que si se trata de otra clase de humedad estos métodos no serán muy efectivos.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar